jueves, 24 de febrero de 2011

Submarino honoris causa

Hoy el submarino amarillo se ha doctorado en gran fútbol, en fútbol de altura, de categoría.
Partido de mucho nivel el vivido esta noche en Villarreal.
Un Villarreal que traía de Nápoles un resultado de empate a cero, hacía que todo se tuviera que resolver en el Madrigal, donde se han plasmado situaciones de mucha emoción y calidad en el juego.
Estadio repleto de seguidores amarillos con dos mil quinientos seguidores italianos.
Un Nápoles que se adelanta en el marcador con gol de cabeza del escurridizo Hamsik hace que se pusiera de cara la eliminatoria para la escuadra napolitana. El eslovaco estaba en línea y el gol subió al marcador de manera totalmente legal.
Pero los castellonenses no se arredran y dan el todo por el todo con un Borja Valero inconmensurable repartiendo juego por derecha y por izquierda. Un auténtico pulmón en un estado de forma pletórico.
¡Borja selección, Borja selección, Bor-ja-se-lec-ciooooón!
En tres minutos antes de la finalización de la primera parte, el Villarreal le da la vuelta al partido y a la eliminatoria. Dos pases maestros de Borja sacados de su chistera mágica habilitan al brasileño Nilmar y al italoamericano Rossi para clavar dos goles que aúpan al equipo mediterráneo a las alturas.
Clasifican para octavos de final de la Uefa Europa League, donde se las verán con los alemanes del Bayer Leverkusen.
Una segunda parte plagada de orden defensivo y suma concentración hicieron que el dominio intenso y peligroso de los de Nápoles resultara infrutuoso, no exento de oportunidades celestes.
Il capo Cavani, goleador de nacimiento, salió en la segunda parte para arreglar el descosido, y oportunidades tuvo, y tanto. Es un crack mundial, que inexplicablemente, Walter Mazzarri lo había dejado en el banco, reservándolo para el duelo italiano por la primera plaza, el próximo lunes en San Siro contra el Milán. Tuvo tres oportunidades de lujo que se fabricó el mismo. Hace fácil lo difícil y sus números en Italia cantan a gritos la calidad de este uruguayo.
El partido continuó con la intensidad esperada hasta que el árbitro, por fin, dictó la finalización del mismo.
Tiene mérito, mucho mérito dejar en la cuneta al equipo del sur de Italia en esta dura competición, y el Villarreal lo ha conseguido.
Nada que envidiar a un choque de Champions League ha tenido esta eliminatoria intensa, bien jugada por los dos equipos y abierta hasta el final.
Tienen que estar eufóricos Fernando Roig y José Manuel Llaneza por un trabajo bien hecho a lo largo de los años, no en vano hoy se cumplía el partido número cien de los amarillos en competiciones europeas y muy orgullosos deben sentirse de tal proeza.
Se habían licenciado ya en Europa a o largo de la década pasada, pero hoy, en dieciseisavos de final de la Uefa Europa League se han doctorado en fútbol de altura y yo doy fe de ello. Se han convertido en submarino honoris causa.


4 comentarios:

Antonio dijo...

Hola Machaco Qué raro se me borro el comentario que me has dejado en la última entrada de mi blog

futbollium dijo...

El Nápoles apretó y mucho , d hecho si hubieran pasado lso italianos tampoco se podría haber calificado de injusto . Estoy convencido que al Villarreal esta eliminatoria le hará mucho más fuerte para pelear por la Europa League .

Un saludo

Reyes de Atzavares dijo...

La verdad que el Nápoles salió muy bien pero el Villarreal remontó con justicia, y Borja Valero es un pedazo futbolista que muchos equipos han dejado escapar

saludos

elultimogol dijo...

Cualquiera de los dos podría haber pasado, porque ambos tienen potencial para estar en la final. Al final ganó el Villarreal, que es junto al Oporto y City el gran favorito de esta Europa League.

Un saludo, Machaco!