martes, 17 de mayo de 2011

Lille, doblete en París

A estas alturas del año sólo nos falta decidir el campeón en una única competición de altura.
Vayamos por partes.
En la Premier League inglesa ya está decidido el ganador tras una campaña excelente, sólida y constante del Manchester United de Alex Ferguson.
La Liga española ha estado dominada de principio a fin por el Barcelona que se ha proclamado vencedor a tres jornadas para su finalización.
Por su parte, la Eredivisie ha dejado toda la emoción para el duelo final entre el Ajax y el Twente donde los de Amsterdam se impusieron por tres goles a uno a los de Enschede, añadiendo otro título más a sus pobladas vitrinas.
El dominio del Oporto en la Liga portuguesa ha sido abrumador, con una dictadura absoluta de los de André Villas Boas, que han finalizado la competición con la friolera de veintiún puntos sobre su distante perseguidor, el Benfica lisboeta.
La Bundesliga alemana se decidió hace varias jornadas y el Borussia Dortmund acabó en primera posición tras una campaña excelente, liderada por Jurgen Klopp desde la banda.
Este domingo pasado el Glasgow Rangers se proclamó vencedor de la Scottish Premier League, no sin problemas a lo largo de la competición, ya que Celtic tuvo sus opciones a lo largo del ejercicio, pero se desinfló al final del mismo.
Es en la Ligue One gala donde aún quedan dos firmes candidatos a obtener el título, se trata del Lille y del Olympique de Marsella.
La única competición fuerte europea en la cuál hay opciones por parte de dos equipos es en esta cada vez más fuerte liga francesa.
Al Olympique, con 66 puntos le restan dos compromisos fáciles de solventar, en el Velodrome contra el Valenciennes y la última jornada contra el Caen que pudiera estar ya salvado del descenso para esa jornada postrera.
Por su parte, el LOSC Lille Metropole puede hacer historia, ya que le valen cuatro puntos en tres partidos que le faltan por jugar.
El próximo miércoles se enfrenta en casa al Socheaux de Francis Guillot en un duelo que se me antoja clave para quedar a sólo un punto de la consecución de un título altamente deseado y francamente merecido.
El próximo fin de semana se las verá contra el PSG en el Parque de los Príncipes parisino finalizando en Lille contra el Stade Rennes.
Allá por el trece de febrero ya escribí en este blog sobre este equipo, apuntando que este podía ser su año, que era el turno de este equipo del norte de Francia, muy bien estructurado y altamente competitivo.
El tiempo ha dictado sentencia y se encuentra con un partido más por disputar que su rival marsellés por haber sido aplazado su encuentro de la pasada jornada por haber disputado la final de la Copa de Francia el pasado sábado ante el PSG y haberla ganado por uno a cero, con gol del polaco Ludovic Obraniak a falta de un minuto para su conclusión y permitirse el fallo de una pena máxima Mathieu Debuchy un minuto después.
Un Lille que puede entrar en la historia futbolística francesa por conseguir un doblete tan sorprendente como justo.
La campaña de los rojos y azules de Rudi García está siendo verdaderamente espectacular con tan sólo cuatro derrotas en las treinta y cinco jornadas que lleva disputadas y rachas de trece jornadas sin saber lo que es no sumar en su casillero de puntuación.
Sólo en cuatro ocasiones ha dejado su marcador a cero, lo que dice mucho de su carácter competitivo y ganador, por algo es el equipo máximo goleador del campeonato con 62 goles a favor.
El senegalés Moussa Sow con 21 dianas y el costamarfileño Gervinho con 14, han sido los principales artífices del exitoso ataque de Rudi García.
Pero no todo es ataque en el equipo del Lille.
La organización es perfecta, los jugadores conocen y aplican el libreto de García a la perfección.
Utiliza el francés un once tipo que se saben los aficionados de carrerilla, con Landreau en puerta, una línea defensiva de cuatro con Debuchy y Beria en los laterales mientras en el centro de la defensa se posicionan Chedjou y Rami (fichaje valencianista para el próximo año).
Un centro del campo donde ejerce de pulmón el ex de Villarreal, Mavuba, por el que pasan todos los balones, distribuyendo juego y buscando espacios para que sus volante interiores Cabaye y Balmont pisen la línea de cal y puedan ofrecer centros de lujo para que sean rematados por su estilete Sow o bien para que con los apoyos de Gervinho y el belga Hazard realicen jugadas combinativas de ataque con las que hacer sangre a sus contrarios.
No sólo es Mavuba un distribuidor de juego, sino que se caracteriza también por ser un magnífico pivote defensivo que corta todo el juego que elabora el contrario y pasa por su parcela de mediocampo, ayudado por los interiores Cabaye y Balmont, que ejercen una presión asfixiante a poco que el contrario pretende atacar con criterio.
Gervinho y Hazard buscan las diagonales con mucha cabeza, generando peligro ya que son jugadores con mucho talento y con una velocidad y regate de vértigo.
Plasma en la pizarra el bueno de Rudi García un típico 4-3-3, inventado hace muchos años, pero que con estas piezas de las que dispone ha conseguido hacer un encaje perfecto tanto en ataque como en defensa.
Ha llegado su hora y están a tiro de cuatro puntos.
La penúltima jornada en París puede ser la definitiva.
Se reedita la final del pasado sábado.
El Lille puede hacer historia.
Doblete en París.


7 comentarios:

http://getafehistorico.blogspot.com dijo...

va a ganar y a hacer historia el lille seguro! lleva unas cuantas temporadas muy buenas y esta va a ser en la que se lleven el gordo, aunque el marsella tiene un equipazo
1 saludo

sentir1907 dijo...

Que suerte.... enhorabuena y mis felicitaciones al Lille , a ver si algun año conseguimos nosotros un doblete ¡¡

Matías Rodríguez dijo...

El Lille es un equipo que con el correr del tiempo se ha consolidado como grande, un saludo desde Argentina y desde Fobal2000 es un placer leer el blog, es una fuente inagotable de informacion

Bruno_1 dijo...

Buena evolucion del Lille. Saludos!

Antonio dijo...

Vaya merito lo del Lille
Saludos

futbollium dijo...

Vaya temporadón el del Lille haciendo un doblete , aquí en España sería impensable .

El Lille en nuestra Liga ¿ sería un club tipo Valencia o Sevilla o más bnien un Depor - cuando era el Superdepor - o un Villarreal ?

Un saludo

Noé Hernández dijo...

El título fue a parar para el Lille. Gran temporada. Saludos.